Entidades ligadas a la fundación

Para ubicar plenamente a cualquiera que desee conocer los pormenores de la historia de Medellín, es de obligada referencia la Sociedad de Mejoras Públicas. Esta institución de carácter filantrópico, dedicada a la acción cívica y social, es altamente reconocida desde su fundación, a finales del siglo diecinueve, por el significativo papel que ha desempeñado.

“La Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín es un proyecto de la elite antioqueña de fines del siglo XIX, interesada en el desarrollo armónico de su ciudad capital”. 1

Es muy larga la lista de realizaciones de la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín. Para mencionar sólo algunas de las obras en cuyo diseño o desarrollo ha intervenido, recordemos las siguientes: Cobertura de la quebrada Santa Elena, en lo que hoy es la Avenida La Playa, la canalización del río Medellín, el alumbrado público, el amoblamiento de los parques, el Aeropuerto Olaya Herrera, el Palacio de Bellas Artes, el Cuerpo de Bomberos, el Bosque de la Independencia (hoy Jardín Botánico), el Parque del Cerro Nutibara, el Zoológico Santa Fe y la Biblioteca Pública Piloto.

Esbozado el panorama de lo que era la ciudad de Medellín en los años cincuenta, veamos entonces cómo la historia del Club Fotográfico Medellín comienza en el segundo año de labores de la Biblioteca Pública Piloto y tiene sus orígenes remotos en los planes de la Unesco, de desarrollar en nuestro país un proyecto cultural de amplias proporciones. He aquí algunos hechos importantes que nos cuentan el nacimiento de la Biblioteca, y las circunstancias en las que se gestó el Club:

En noviembre de 1952, el doctor Víctor Julio Penna, ciudadano argentino especialista en materias bibliotecarias de la Unesco, al servicio del Centro Regional para el Hemisferio Occidental con sede en La Habana, Cuba, quien un mes antes había visitado la ciudad de Medellín por invitación de la Sociedad de Mejoras Públicas, envió una comunicación a su presidente, anunciando que el Consejo Directivo de aquella institución había aceptado su recomendación de escoger a Medellín para la instalación de una Biblioteca Piloto en el hemisferio occidental.

Entre los meses de marzo y abril de 1953 se integró el primer Consejo Directivo de la Biblioteca, el cual se instaló formalmente el 22 de abril. Se acordó entonces que se establecerían las oficinas de la Biblioteca en el primer piso del Palacio de Bellas Artes, como en efecto se hizo, y fue nombrado como primer Director de la Biblioteca el doctor Julio César Arroyave, quien era el Secretario General de la Sociedad de Mejoras Públicas.

El establecimiento de la primera sede en el Palacio de Bellas Artes, quedó registrado por la cámara de don Gabriel Carvajal en una fotografía del edificio, que muestra un aviso en la parte superior con la leyenda: “Unesco. Biblioteca Pública Piloto de Medellín para la América Latina”.

En su primer año de actividades, la Biblioteca programó un ciclo de reuniones sobre “Historia de la música” a raíz del cual se conformaron, el Club de Música de Medellín y el Club Infantil de Música y convocó el primer concurso de fotografía, que dio origen al Club Fotográfico Medellín.

En la nómina de los miembros de la primera Junta Directiva de la Biblioteca Pública Piloto figuró don Víctor Julio Penna, quien luego de haber jugado el papel de gestor del proyecto por parte de la Unesco, estuvo muy cerca del proceso de apertura de servicios. Su intervención en los primeros años, estuvo orientada a promover varios frentes de actividad cultural, más allá del objetivo primordial del servicio de consulta bibliográfica. Una de las propuestas que él hizo, fue la de celebrar un concurso de fotografía para aficionados y para organizarlo, invitó a un grupo de distinguidos aficionados a la fotografía a conformar un comité. Ellos Fueron: el padre Andrés Ripoi O.S.B., don Joaquín Jaramillo Sierra, don Antonio García Hernández y el doctor Gonzalo Restrepo Alvarez.

Es curioso observar la simultaneidad que se dio entre la apertura de la Biblioteca al público, el 25 de Octubre de 1954 y el concurso de fotografía que se abrió el día 24 con la recepción de obras, como consta en las bases del mismo.

Algo de gran interés que contiene el folleto de divulgación del concurso, es la inclusión de una “Bibliografía”, en la cual se relaciona una lista parcial de las obras que sobre fotografía, existían en aquel momento en la Biblioteca. Todos los libros estaban en Español y cubrían los más diversos tópicos; desde lo general, como “Fotografía Moderna” y “Toda la fotografía en un solo libro”, hasta lo especializado, como: “EI enfoque” y “La exposición en fotografía”; desde las especialidades como “El paisaje” y “Fotografía de prensa, publicitaria y de niños”, hasta temas de orden estético como “El arte de ver fotografía” y “La composición fotográfica”.

Estas obras constituían una excelente selección para fomentar la cultura fotográfica en una ciudad que como Medellín, vivía un momento crucial hacia el progreso de sus habitantes en el campo cultural, a raíz de la creación de la Biblioteca.

No existe ningún indicio de que el doctor Penna tuviera una especial predilección por la fotografía; más bien podríamos pensar que esta actividad ocupaba algún lugar de importancia entre los planes de la UNESCO para la puesta en marcha de la Biblioteca, de la misma manera que lo fueron el impulso a las artes escénicas, a los grupos musicales, tanto de carácter vocal como instrumental, y a una treintena más de actividades como ha quedado consignado en los anales de la Biblioteca.

Poco menos de diez años después, en junio de 1965, el doctor Gonzalo Restrepo Álvarez, el gran líder que orientó el Club Fotográfico Medellín en sus primeros tres lustros, escribió en el número 100 del Boletín, una crónica de la cual extractamos lo siguiente:

“Una de las exposiciones que el Dr. Penna quería efectuar, era de fotografía de aficionados. Con el objeto de llevarla a cabo, pidió la colaboración de algunos aficionados de la ciudad y constituyó un Comité Asesor compuesto por los siguientes señores: Rev. P. Andrés Ripol O.S.B., Don Joaquín Jaramillo Sierra, Don Antonio García Hernández y quien escribe estas líneas. Durante las varias reuniones que tuvimos, elaboramos las bases y reglamentos de la exposición, se obtuvo la colaboración económica de varias empresas para premios, se creó el gran trofeo “Biblioteca Pública Piloto de Medellín”, que se otorgaría cada año al ganador del primer premio.

Durante estas reuniones, se lanzó la idea de la fundación de un Club Fotográfico, la cual fue acogida con gran entusiasmo por el Dr. Penna y por las directivas de la Biblioteca.

La primera exposición estuvo abierta al público durante la segunda quincena del mes de Mayo de 1955 con resultados altamente satisfactorios por la calidad y cantidad de magníficos trabajos que se presentaron. El Jurado calificador estuvo compuesto por el Rev. P. Andrés Ripol, Dn. Joaquín Jaramillo Sierra y Don Antonio García H. Fue ganador del primer premio el Ingo. Julio Restrepo de León con una bellísima fotografía de Cartagena. El trofeo, ejecutado en plata, fue diseñado por el Arquitecto John Sierra R.

Durante esta exposición, se puso en marcha la idea de la fundación del Club de aficionados a la fotografía y al efecto se repartieron unos formularios para que fueran llenados por los interesados. En estos formularios se invitaba a una reunión en el mismo local de la Biblioteca. A esta reunión asistió un buen número de personas interesadas y quedó formalmente constituido el Club, al cual se le dio, desde esa misma noche, el nombre de “CLUB FOTOGRÁFICO MEDELLÍN”.

“Se inscribieron formalmente alrededor de 25 personas. Por aclamación entre los asistentes se nombró una Junta Directiva Provisional para que se encargara de hacer realidad el club que con tan buenos auspicios acababa de fundarse. Esta primera junta quedó constituida por las mismas personas que habíamos formado el Comité Organizador de la Exposición además del Ingo. Julio Restrepo de León. Desde esta primera reunión, se acordó que el Club seguiría reuniéndose todos los  lunes a las 6 p.m., en los salones de la Biblioteca. La Junta Directiva estuvo reuniéndose con bastante frecuencia en las oficinas del socio Joaquín Jaramillo S. En estas reuniones de la Junta Directiva se elaboraron los Estatutos y Reglamentos y se estudiaron programas de actividades del Club. En una de las primeras reuniones generales fueron presentados los Estatutos y Reglamentos...”. 7

Como testigo de primera línea, por haber estado allí, cuenta don Pablo Guerrero que en la ceremonia de inauguración de la exposición llevada a cabo el lunes 9 de mayo de 1955, los asistentes expresaron su apoyo a la idea de crear un club fotográfico, levantando su mano para responder a la propuesta de uno de los que lideraron el acto. En este momento se acordó que ocho días más tarde se celebraría allí mismo la primera reunión.

De esta manera podemos concluir que la fecha de fundación del Club Fotográfico Medellín, es el 9 de mayo de 1955, cuando por aclamación, este grupo de aficionados de la ciudad decidió que se reuniría semanalmente para desarrollar diversas actividades con el objetivo de promover el estudio y el disfrute de todo aquello relacionado con la fotografía, como un poco más tarde lo expresaron en los primeros Estatutos del Club.

No existe un acta, ni tampoco un relato dejado por alguno de los protagonistas de la fundación del Club acerca de ese 16 de mayo de 1955, cuando se celebró la primera reunión. Sin embargo, uniendo datos dispersos, observando la tradición en los años siguientes, con un poco de imaginación y tal vez una pequeña dosis de emoción, podríamos recrear lo sucedido en la sala de reuniones de la Biblioteca Pública Piloto, en la vieja casona de la Playa con Córdoba:

Adelante, frente a una mesa, El padre Andrés Ripol, el doctor Gonzalo Restrepo Álvarez, don Joaquín Jaramillo Sierra y don Antonio García Hernández, presidían la reunión. Ellos fueron los de la idea, los impulsores, los orientadores.

Ocupaba la sala un grupo de más de veinte personas, quienes el lunes 9 de junio, día de la inauguración de la exposición, había levantado la mano en señal de aceptación a la propuesta que los promotores hicieron, para crear un club de aficionados a la fotografía. Imagino un ambiente de expectativa; muy pocos de los asistentes se conocían entre sí; reinaba el silencio.

Imaginemos también a los fogosos y entusiastas Andrés Ripol y Joaquín Jaramillo, contándoles a los asistentes sus ideas de lo que podría llegar a ser el grupo en el futuro. Alguien propuso el nombre que fue aprobado por aclamación: “Club Fotográfico Medellín”.

Llegado el momento de los nombramientos para crear una estructura administrativa, fue escogido para presidir el Club, el arquitecto Gonzalo Restrepo Alvarez, un hombre robusto, de poco más de cuarenta años, serio y pausado, que ocupó el cargo por espacio de los primeros catorce años en forma continua, dándole al Club un estilo de funcionamiento e impulsando programas que se convirtieron en sólidas tradiciones.

No existe información acerca de nombramientos de Vicepresidente y Secretario; lo que sí sabemos es que fue nombrado como Tesorero don Joaquín Jaramillo Sierra, pues existe en manos de Octavio León Mesa, uno de los fundadores y todavía socio activo del Club en el año 2006 cuando se escribe este relato, el recibo original con el cual pagó la suma de veinticinco pesos, correspondientes a la admisión y la cuota del mes de julio de 1955, firmado por don Joaquín como Tesorero.

He aquí la lista de asistentes a la primera reunión, confeccionada varios años después por Pablo Guerrero con la ayuda de algunos fundadores para ser publicada en el Boletín.

1.        Alberto Arango Londoño

2.        Horacio Alvarez Correa

3.        José María Betancur

4.        Enrique Bial Turró

5.        Edwin Bridge M.

6.        Luis Eduardo Correa Jaramillo

7.        Antonio García Hernández

8.        Fernando Gómez Panesso

9.        Pablo Guerrero Hurtado

10.      Raúl Isaza Angel

11.      Joaquín Jaramillo Sierra

12.      Marco Antonio Lalinde Sánchez

13.      Juan Guillermo Londoño González

14.      Bernardo Maya Bernal

15.      Octavio León Mesa Tamayo

16.      Miguel Angel Montealegre Castrillón

17.      Enrique Montoya de Garmendía

18.      Samuel Piedrahíta

19.      Gonzalo Restrepo Alvarez

20.      Alvaro Restrepo Toro

21.      Julio Restrepo de León

22.      Carlos Restrepo Marín

23.      Andrés Ripol O.S.B.

24.      Enrique Rosenhain

25.      John Sierra R.

26.      José Tejada Sáenz

Aquí es necesario precisar algunos detalles, con el fin de dar claridad al término de “Fundador” que don Pablo Guerrero, el cronista del Club por los años de 1965, otorgó a cada uno de los asistentes a esa primera reunión.

Si nos refiriéramos estrictamente a los actos de concebir la idea y tomar la decisión de convocar a los aficionados participantes en el Concurso, este título sólo se le daría al padre Andrés Ripol, a don Joaquín Jaramillo Sierra, al doctor Gonzalo Restrepo Alvarez y a don Antonio García Hernández.

Sin embargo, no es impropio darles el mismo título a los asistentes a la primera reunión, así ellos no se hubieran registrado posteriormente como socios, como es el caso del padre Ripol, quien por diversas razones, pensó que no había cabida para él en el Club.

De todas maneras hay que recordar al padre Ripol, quien fue el primero en mencionar la idea de fundar el Club, como consta en varios comentarios aparecidos en los boletines, como este de don Joaquín Jaramillo en el numero 50 del mes de mayo de 1960:

“...Fue en este Comité (se refería al Comité Organizador del concurso. N. del A.) donde el R.P. Ripol propuso la constitución del Club Fotográfico Medellín. La iniciativa fue recibida con entusiasmo y el sr. Jaramillo Sierra fue encargado de la redacción de los Estatutos...”2

Seguramente Ripol sabía que en Europa los aficionados a la fotografía acostumbraban, desde los tempranos años de la invención de la fotografía, constituir clubes de aficionados. El mismo era un avezado fotógrafo cuando unos años antes había llegado a fundar la Abadía de los Benedictinos en Medellín, por lo cual podemos inferir que tuvo algún tipo de formación en este campo en sus años de estudios, en su nativa Cataluña y quizás algún contacto formal con otros aficionados.

La Biblioteca Pública Piloto realizó en 1956 un segundo concurso de fotografía, esta vez con carácter nacional y con un rotundo éxito por el volumen de la participación.

En el segundo concurso participaron cincuenta y siete fotógrafos, con un total de doscientos diecisiete trabajos.

El jurado, que estuvo integrado por el padre Ripol y los doctores Nel Rodríguez y Leonel Estrada, presentó un acta de premiación con fecha primero de junio de 1956, en la cual detallaron las cuatro categorías del certamen: Paisaje, Personas, Incidental y General.

En este concurso, fue muy nutrida y exitosa la participación de los socios del Club, pues varios de ellos obtuvieron distinciones. El Gran Premio, que según las normas del concurso se debería otorgar al ganador de una de las categorías, incluía una réplica del trofeo creado el año anterior. Este fue concedido a Edwin Bridge por su obra “EL” de la categoría Personas.

La inauguración se efectuó el primero de junio en la Biblioteca. Allí, el intelectual Eddy Torres dictó una conferencia sobre el tema: “Crítica artística”. La premiación se realizó el 4 de Julio con un recital de Judith González. Una selección de obras fue enviada a Estados Unidos y Europa.

- Copyright © 2014. Página web oficial Club Fotográfico Medellín.

Powered by Warp Theme Framework
United Kingdom Bookmaker CBETTING claim Coral Bonus from link.