5 Consejos para realizar tus propias impresiones fotográficas.

Incluso en la era digital, imprimir tus imágenes puede reportar beneficios comerciales: las impresiones pueden venderse, exponerse en galerías o enviarse a concursos.

Clive Booth (fotógrafo profesional) y Suhaib Hussain (experto en impresión y especialista en impresión de inyección tinta de Canon), comparten sus consejos de expertos sobre cómo imprimir fotografías profesionales por tus propios medios en un artículo publicado por Canon España. A continuación algunos de sus mejores tips:

  1. Imprime tú mismo. “La externalización puede resultar cara y no ofrece el mismo nivel de control”, declara Clive. “A menudo, lo que llega del laboratorio no coincide con lo que ves en pantalla”.
  2. Calibra tu pantalla y gestiona el color de tu flujo de trabajo. “Uno de los mayores problemas de los fotógrafos, muy habitual cuando empiezan a imprimir, es que lo que se ve en pantalla no coincide con lo que aparece sobre el papel”, nos cuenta Clive. “Esto ocurre por dos motivos. El primero es la temperatura de color: que la pantalla sea demasiado fría (azul) o demasiado cálida (amarilla). El segundo es el nivel de brillo. Si, por ejemplo, la configuración de la pantalla es muy brillante, puede que la impresión quede demasiado oscura”.
  3. Valora las ventajas financieras de la impresión fotográfica profesional. Un sistema de gestión del color tope de gama no es barato, pero el desembolso puede merecer la pena si planeas realizar un gran volumen de impresiones. No malgastarás el tiempo y ahorrarás en él costoso papel necesario para repetir las impresiones de prueba.
  4. No subestimes la importancia de la elección del papel. “El papel mate suele funcionar bien para imágenes con una paleta de color más suave, así como para imágenes en blanco y negro o con poca saturación. El papel satinado o lustre es adecuado para las imágenes de alto contraste, saturadas y con un gran nivel de detalle. El papel muy brillante es ideal para las imágenes más vibrantes”, describe.
  5. Añade la impresión en blanco y negro a tu repertorio. Si quieres imprimir fotos en blanco y negro con asiduidad, necesitas una impresora adecuada para esta tarea. La mayoría de impresoras fotográficas profesionales cuentan con tintas negras específicas para cambiar entre papeles con brillo y mate, así como al menos una tinta gris para producir unas fotos en blanco y negro impresionantes.

Deja un comentario