Cómo limpiar el lente de tu cámara

No todos los materiales son adecuados para su utilización en la limpieza del sensor o las lentes. A continuación, te sugerimos algunos:

Pincel: Asegúrate de que sea muy suave, de fibras naturales y este específicamente diseñado para esta tarea.

Aire a presión: Consiste en utilizar una pera de aire de bastante presión para desprender el polvo o las partículas que pudieran haberse adherido al sensor producto de su uso.

Solución Líquida: Mediante una solución que se aplica con un pincel o paño diseñado específicamente para esta tarea, se elimina el polvo del sensor con unas pasadas.

Tampón adhesivo: Cuando las partículas son de cierto tamaño, podremos utilizar el tampón adhesivo, es el método que emplean los fabricantes de cámaras.

Qué no hacer a la hora de limpiar un sensor

  • El sensor no es como una lente, jamás utilices tu aliento para limpiarlo y mucho menos tus dedos.
  • Ten cuidado: cualquier movimiento brusco en el interior de la cámara puede dañarla.
  • No utilices cualquier líquido o alcohol para limpiar el sensor. Asegúrate de que este no sea demasiado abrasivo.
  • Para acceder al sensor, JAMAS utilices modo Bulb ya que de este modo lograrás levantar el espejo, pero el sensor seguirá activo y la energía que este emita puede atraer más polvo y ni hablar de qué pasaría si mientras realizas la limpieza se cerraran las cortinillas que protegen al sensor.

Deja un comentario