Diane Arbus: fotógraFA de freaks y fenómenos de feria

Diane Arbus, la fotógrafa de freaks y fenómenos de feria quién buscaba mostrar la incuestionable belleza donde en principio la sociedad dice que no la hay.

Judía neoyorquina, Arbus conoció a su marido Allan, un fotógrafo que le dio su apellido y una cámara. En poco tiempo Diane superó a su marido en talento y The Guggenheim Museums and Foundation le concedió una beca, para que continuara desarrollando su carrera como artista y fotógrafa.

Trabajó desde los años 40, primero en fotografía de moda (hizo fotos para Esquire, Vogue y Harper’s Bazaar), pero pronto empezó a ver en los sujetos fotografiados algo que nadie más parecía observar.

Arbus vio la película Freaks de Tod Browning y su percepción sobre la fotografía cambió. Decidió abandonar a las modelos para centrarse en esa «gente extraña». En los años 60 Arbus recorría peligrosos barrios de Nueva York para seleccionar a los personajes más carismáticos y aterradores que podía encontrar, entre los que se encontraban enanos, gigantes, freaks, tatuados, prostitutas, transexuales, gemelos… Y cuanto más «extraños» para la época mejor.

Diane Arbus consiguió sacar belleza de esta gente en principio en las antípodas de lo que era bello. Su estilo de fotografía en blanco y negro parecía retratar el alma de los fotografiados, y debe ser que toda alma es bella, porque sus fotos son belleza pura.

A los 48 años, tras una larga depresión, se quitó la vida con una sobredosis de pastillas y cortándose las venas.

Deja un comentario